El animal en el circo

VIOLENCIA

 

Durante la actuación, los animales son presentados desde la perspectiva de su sumisión al hombre. Los felinos se enfrentan a un domador que chasquea su látigo con el objetivo de crear un espectáculo diseñado para mostrar su dominio sobre los animales “salvajes”, mientras que el elefante se arrodilla bajo sus órdenes. Cada actuación pretende mostrar la supremacía del hombre sobre el animal de las formas más ridículas: osos en bicicletas, elefantes haciendo el pino, monos con tutús.

 

Se recurre a la violencia para obligarles a actuar, y el ankus (gancho puntiagudo y afilado para los elefantes) y el látigo utilizado en las sesiones de doma, son accesorios sencillamente brutales. Para disimular estas prácticas coercitivas, los trabajadores del circo utilizan cada vez más el término “educador”, en lugar de “domador”.

 

El ankus se usa en los circos para obligar a los elefantes a adoptar las posiciones deseadas por el domador. La punta está generalmente cubierta con cintas, para evitar que el público pueda ver lo que hay debajo. En una actuación pública de Alexis Gras Circus, el domador de Firmin Grüss, pudo verse cómo hería a la elefanta Syndh detrás de la oreja y en la pata al perder el equilibrio en una actuación.

 

Para los felinos y los primates, los látigos y los palos hacen la función del ankus y se usan para someter constantemente a los animales y recordarles que serán maltratados si se resisten a actuar.

 

El testimonio de algunos domadores confirman la triste realidad, como lo demuestran las palabras de Perre Robert Levy´: “sería hipócrita pensar que la doma puede darse sin cierto grado de violencia”.

 

Durante el espectáculo el domador de elefantes lleva en la mano una especie de fusta de cuero decorada con una flor en la punta. El domador se acerca al animal, gesticula graciosamente con su mano, y el elefante (como si obedeciera a la flor) se dirige dócilmente al lugar indicado. Pero ninguno de los espectadores sabe que la hermosa flor esconde realmente un gancho de acero que se clavará en la oreja del elefante al menor signo de desobediencia. Esto es así en todos los circos del mundo.

 

Yo le esperaba de pie, con el látigo en la mano (…). Entendían perfectamente que nuestro encuentro, sin testigos, sería terrible.” (Jean-Richard, domador)

 

(…) y les hago entender la ley del club, donde un golpe en la nariz sería suficiente para descartar cualquier inclinación a la agresión.” (Jean Richard, domador)

 

Animales dóciles que saben de su superioridad, son los felinos salvajes más peligrosos. Si nunca han sido corregidos, no temen a los humanos, y no hay nada que doblegue su instinto natural.” (Alfred Court, domador)

 

Muchos domadores golpean a sus animales.” (Maxime Séneca, domador)

 

Testimonio exclusivo de Jacques Danglès, ex-domador francés que trabajó en los circos más grandes del mundo

 

Una noche, cuando pasábamos junto a este camión, oímos a los chimpancés gritando dentro. Tuve el poco tacto de mirar, y vi que había puesto un aro donde los habían encadenado y les golpeaban en la cara. Un día le dije: ¡Estás loco! Sin embargo, tienes que hacer esto con los chimpancés, si no, no te obedecen.”

 

Cuando estuve con Grüss fue lo mismo. Tenían un pequeño elefante al que golpeaban. Cuando ves a estos tipos en la pista, con una sonrisa de oreja a oreja, piensas: ¡Uau, qué valientes son! Pero tenemos que ser conscientes de lo que ocurre realmente antes de estas escenas, incluso con los caballos. Tienen un caballo; ¡uno fantástico! Detrás de las cortinas, golpeaba al caballo en las patas para obligarle a arrodillarse, y justo después, salieron a la pista. Cuando ves todo lo que sucede a escondidas del público, piensas que no puede ser verdad; ¡el show es espantoso!

 

Cuando sabes cómo son transportados… llegan a una plaza pública en medio de la noche; se les obliga a no hacer ruido dentro de sus prisiones. Por la mañana, a la hora de la comida, abren la caja y se la tiran. Permanecen fuera con el frío…”

 

Si yo tuviera alguna autoridad en los circos, no habría más animales salvajes. Quizás sí animales domésticos, e incluso en ese caso, el trato que se les daría estaría controlado.”

 

Entrevista filmada, 2007

 

SUFRIMIENTO FÍSICO DEBIDO A POSICIONES Y COMPORTAMIENTOS ANTINATURALES

 

Sin represión, los animales no pueden hacer cosas contra su naturaleza. La presencia de grandes felinos en la jaula central representa una gran cantidad de problemas y es una fuente de estrés adicional para los animales:

 

Rotura de grupos sociales. 

Dificultad para compartir el espacio, especialmente entre diferentes especies (leones, tigres, etc.).
Falta de espacio para huir.

Posiciones antinaturales (sentados, de pie, etc.).


Presencia de fuego en los entrenamientos i actuaciones es una enorme fuente de estrés.
Para el año 2002 estoy preparando un espectáculo como nunca antes se ha visto en el mundo con 10 leones y 8 tigres. No es fácil porque no siempre se llevan bien naturalmente. Y algunos de ellos son un verdadero dolor de cabeza. Necesitaré cuatro meses más de trabajo.” (Frédéric Edestein – Circo Pinder, 2001)

 

08/10/2005 – Rennes – Otro incidente en el Circo Pinder

 

«La actuación de leones se convirtió en un caos. El domador Dick Chiperfield (sustituto de Frédéric Edelstein, que tenía herida la mano) se sintió perdido. Con la ayuda de Gary Yhan (otro domador), dando golpes con los taburetes y utilizando los lazos, despejaron la pista en 15 minutos.

 

Forzar a un elefante a realizar posturas antinaturales como hacer el pino, ponerse de pie o arrodillarse puede afectar su salud, según el zoólogo del zoo de Viena: “estas posiciones pueden provocar heridas en las articulaciones y en los discos intervertebrales, así como también roturas en las uñas de las patas. Los ejercicios de equilibrismo pueden llevar a un desorden motor en las articulaciones del codo y de la rodilla.”

 

Según A. Kuntze, especialista en elefantes de circo, el hecho de que los elefantes permanezcan sentados, por ejemplo, puede llevar a “un serio problema y posiblemente a la muerte del animal, porque algunos órganos, como los intestinos, la vejiga o el útero, pueden sufrir opresión y necrosis.”

 

Se diagnostican muchos desórdenes después de que los elefantes son forzados a comportarse de forma antinatural, que requiere de una constante presión o sobreesfuerzo de alguna parte de su cuerpo. (Sabbh and Delhi – Circo Pinder; Franck Schrafstetter/Unavoz).

 

El prematuro desgaste y desgarre de las articulaciones, tendones y extremidades se cree que es el resultado de ejercicios que exigen que los animales permanezcan sobre una pata o formen una pirámide. Lindau confirma que estas posiciones donde se soporta el peso con las patas delanteras pueden provocar cojera y es muy peligroso para las articulaciones de los elefantes jóvenes.

 

La muerte del elefante Tatcha, es un ejemplo sintomático. Capturada en África en los años 80, la elefante Tatcha del Circo Máximo murió en 2006 a los 23 años (la esperanza de vida media de un elefante es de 60 años).

 

Los problemas de corazón son las primeras causas de mortalidad en elefantes adultos en cautividad. El elefante Wurza del circo Arlette Grüss sufrió un ataque de corazón en noviembre de 2003 a los 25 años.

 

Estas muertes prematuras son el resultado de una dieta excesivamente rica, de falta de ejercicio y de estrés.

 

Un estudio de la Royal Society for the Prevention of Cruelty in Animals, RSPCA, también muestra que muchos elefantes en cautividad tienen carencia de vitaminas y de minerales (vitamina E, zinc, hierro, etc.).

 

Jirafas: la actuación de las jirafas consiste casi siempre en caminar dando vueltas a la pista. Las jirafas son ungulados gregarios que viven en grupos de varios tamaños y que cubren vastos territorios.

 

Actualmente, las jirafas en los circos están solas, en espacios muy pequeños y a menudo reducido al espacio del contenedor de un camión. Su enorme tamaño hace el transporte particularmente difícil: este animal está literalmente en peligro de “partirse” durante el transporte.

 

Después de un accidente en la autopista A41 in el año 1999, la jirafa Arlette del Circo Grüss murió al pararse su corazón. Debido a su estructura anatómica específica y los considerables requisitos de espacio, esta especie es totalmente inapropiada para viajar tan a menudo.

 

Hipopótamos: en los circos, estos animales caminan alrededor de la pista o los montan los trabajadores del circo.

 

Uno de los números del circo Muller en Francia consiste en enseñar a los animales al público en su jaula-trailer (lo cual está prohibido en ese país).

 

Los hipopótamos son animales semiacuáticos: el cuerpo del hipopótamo está adaptado para una vida anfibia. Lo demuestran las características de su cuerpo: cuatro patas palmeadas y una cabeza larga y plana, que le ayudan a mantener los ojos, las orejas y los orificios nasales por encima del agua.

 

Estos animales necesitan espacio: los hipopótamos viajan a través de los pastos en ocasiones hasta 10 kilómetros desde la orilla, especialmente por la noche. Pasan la mayor parte del día en el agua. Es una especie gregaria: dirigidos por el macho dominante, viven en grupos de 10 a 100 animales.

 

Mantenerlos en estanques demasiado pequeños o demasiado superficiales les causará daños en las articulaciones.

 

En los circos, su espacio está restringido en unos pocos metros cuadrados en un remolque o en un pequeño contenedor frente a un camión. Por la noche, estos animales están encerrados, sin posibilidad de moverse. Los hipopótamos de los circos franceses se encuentran solos.

 

SUFRIMIENTO PSICOLOGICO

 

Cada animal necesita desarrollar la gama de comportamientos específicos de su especie, como son los sociales, los antagónicos, los maternales, los relativos a la alimentación, los sexuales, los locomotores y los territoriales.

 

El comportamiento de unas determinadas especies indica su nivel de bienestar, y éste depende de si sus condiciones de vida son apropiadas o no. “Los animales muestran bienestar si se comportan como es normal en su especie”. Por el contrario, se observa malestar si hay ausencia de dicho comportamiento natural.

 

Sus actividades (y el tiempo permitido para dichas actividades), como limpiarse el pelaje, la interacción social, el marcaje territorial, el movimiento (carrera, salto), la exploración, escarbar el suelo, rodar en la suciedad y polvo, el descanso, etc., son indicadores del bienestar animal.

 

Los encierros utilizados en los circos, inhiben a los animales de manifestar sus comportamientos innatos. A menudo la formación de grupos sociales es lo más difícil debido a la ausencia de miembros de la misma especie, a la falta de espacio, a las restricciones físicas y al estrés.

 

La naturaleza transitoria de los circos, por ejemplo su cambio constante de un lugar a otro, también puede tener “consecuencias extremadamente dañinas”:

 

  • El estrés puede ser causado por el miedo, especialmente durante el transporte y la descarga.

     

  • El cambio de ubicación constante no les permite establecer un “terreno de caza”, lo que les provoca una sensación de inseguridad.

     

  • El medio cambia constantemente, sobre todo el clima, la temperatura, los olores y todos los demás parámetros medioambientales.

     

     

La mayoría de circos desarrollan su temporada más activa durante las vacaciones estivales de los niños, lo que agrava el malestar de los animales transportados bajo temperaturas extremas.

 

29 de julio de 2007 – Bretaña: El elefante Indra cayó de 10 metros de la RN12

 

Alrededor de las 9:00, en la autopista de Brest-Rennes, un camión de 38 toneladas, con un semitrailer de 11 toneladas que llevaba a Indra dentro, se salió de la carretera y cayó desde 10 metros. Podemos imaginarnos fácilmente el pánico y el violento impacto sufrido por el paquidermo, que no estaba asegurado con un arnés. El conductor del vehículo fue llevado al hospital, mientras que Indra fue elevada a través del techo del camión, y entonces la transportaron a otro camión para llevarla a toda prisa a Plouaret, donde el circo se había montado.

 

24 julio 2007 Saint-Quay-Portrieux, Côte d´Armor – Camión se estrella con tres leones dentro.

 

Después de haber tenido problemas con un eje, el camión del circo Pinder se estrelló con dos leonas (Zully y Ruffy) y un león (Patcha) dentro. Según el Telegrama, un periódico de Britania, los tres leones no pudieron aparecer nunca más en público a causa de su edad.

 

Privar a los animales de ciertos elementos medioambientales provoca un estado de sufrimiento. Mantener a los animales encerrados les priva de estimulación y finalmente les aboca a una apatía física (depresión, pasividad y sumisión), y a un comportamiento anormal e incluso neurótico.

 

Las estereotipias, o la “repetición de los mismos actos una y otra vez, con pocas variaciones y sin ninguna razón o propósito aparente” es una manifestación de estos comportamientos anormales.

 

Las estereotipias ocurren para compensar:

 

  • La ausencia de estímulos externos (raros en cautividad).

     

  • La imposibilidad de mantener una distancia necesaria cuando se enfrentan a amenazas externas (el entorno constantemente cambiado, olores, visión, sonidos, vibraciones, etc.).

     

  • La imposibilidad de acechar, atacar y capturar a su víctima.

     

  • La imposibilidad de responder con la lucha o con el vuelo.

     

  • La imposibilidad de acceder a un área, a un objeto o a un individuo de la misma especie.

     

Las estereotipias, tanto si son de deambulación repetitiva (sobre todo en los felinos), o caracterizados por un constante balanceo de la cabeza (elefantes, osos, etc.), son “manifestaciones del fracaso de adaptación al medio” y nos indican que estamos frente un ser enfermo crónico, e incluso con señales evidentes de un sufrimiento crónico y falta de salud.

 

Estas imágenes, grabadas durante la estancia del circo Deros en Catalunya, muestra las estereotipias que sufre una jirafa debido a su confinamiento en el circo:

 

http://youtu.be/MXIybj2xO0o

 

También se han observado otros problemas de comportamiento como un exceso de lamido (primates), madres que rechazan a sus hijos después de dar a luz y la automutilación.

 

Los zoólogos del zoo de Viena han llegado a la conclusión de que “ los circos no pueden proporcionar los entornos específicos requeridos para cada especie animal” debido a la naturaleza misma de los circos: cambio de un lugar a otro, espacio limitado, entornos cambiantes, etc.

 

ANTROPOMORFISMO Y ANTROPOCENTRISMO

 

El circo es el paradigma del antropomorfismo. El animal es forzado a adoptar atributos humanos (vestidos, tutús, cigarrillos, gafas, etc.), posturas humanas (sentados, de pie), y acciones humanas (aplaudir, de marcha), todo mientras son sometidos al abrumador dominio humano.

 

Esta paradoja simplemente muestra cuán imposibilitado está el animal de mostrar su verdadera naturaleza. No presentamos a los animales, sino que los disfrazamos, los subyugamos y los transformamos en “animales de circo”, como si fueran especies diferentes.

 

Extracto del Informe producido por: Franck Schrafstetter – Code Animal www.code-animal.com y Comité de Vigilance et d’Action pour le bien étrer animal Francbaudie – 24380 Veyrines de Vergt

 

CIRCO AMERICANO

 

 

CIRCO ITALIANO